Argentina y una oportunidad de redención en Rusia 2018

A veces la tercera no es la vencida, la cuarta sí.

Argentina y una oportunidad de redención en Rusia 2018
Argentina y una oportunidad de redención en Rusia 2018

A veces la tercera no es la vencida, la cuarta sí.

Argentina está a días de jugar otra copa del mundo y las emociones están por todo lo alto. Una selección con tanto talento siempre recibe el apoyo de los suyos. También de otros que no.

Messi, Agüero, Higuaín, Mascherano, Otamendi, Sampaoli y compañía.

¡Es imposible no alucinar y contagiarse de la fiebre mundial!

Se viene un mes lleno de espectáculo, emociones, lágrimas y muchos goles. Digno del evento más grande del deporte.

Todo se hace más grande teniendo en cuenta que Argentina podría consagrarse.

Y lo mejor es que también puedes ganar dinero durante la próxima Copa del Mundo.

Si crees que es demasiado bueno, recuerda que Dios es argentino… Perdón, D10S. Ese sí.

Redención en ambiente frío

“Librar a una persona de una obligación, de un dolor o de una situación penosa”.

Redención; precisamente lo que busca Argentina.

La selección albiceleste quiere revertir la historia reciente en la que perdieron tres finales consecutivas… Y tienen todo para hacerlo.

¿Acaso con Messi en el campo hay algo que sea imposible?

Mas allá del que posiblemente sea el jugador más destacado de la historia, el resto del plantel compite en los mejores campeonatos. Hay material para conseguir la copa.

Luego de superar unas eliminatorias difíciles y asegurar un cupo en Rusia, cualquier cosa puede pasar.

Argentina está ubicada en el Grupo D, junto a Islandia, Croacia y Nigeria.

“D” de Diverso, Divertido y Dinámico.

Un grupo que alberga selecciones de tres continentes distintos, con jugadores de talla mundial que harán un espectáculo único y donde, más allá de que haya dos selecciones favoritas, todas podrían clasificar.

Aunque a pesar de lo sorpresivas que pueden ser las Copas del Mundo, los resultados suelen ser los previstos.

Y sí, Argentina y Croacia son favoritas. ¡Pero no dejes de seguir a Islandia!

Si estás pensando en apostar durante el Mundial, deberías asegurarte de jugar en las mejores casas de apuestas y recibir ganancias más jugosas.

Al igual que la selección argentina, si vamos a participar, que sea por todo.

El recambio generacional

No se puede hablar de Mundiales sin antes mencionar a Argentina.

Selección bicampeona del certamen y que siempre acapara las miradas de todos, tanto por su buen juego, como por sus alabadas figuras.

En esta edición, las cosas serán diferentes.

Lionel Messi es la máxima atracción, pero no tiene acompañantes cercanos a su talla. Tal vez porque es de otro planeta, o quizás es por el recambio generacional.

Son pocos los viejos conocidos en esta convocatoria; nombres como Meza, Otamendi, Lanzini, Tagliafico, Pavón y otros aparecen para escribir su propia historia con la selección.

A su vez, las nuevas generaciones que ya causan furor, pero aún aguardan por las oportunidades con la mayor.

El recambio es promisorio, pero se goza de un presente interesante.

Habituales y “pibes” conforman una plantilla equilibrada; con viejas mañas y con ímpetu, con experimentados y con el futuro.

Todo respaldado con uno de los técnicos más estudiados y modernos de actualidad, Jorge Sampaoli.

Corto y al pie…

¡Esto pinta bien!

Menos presión, más ventaja…

Y mucho campo que recorrer.

Alemania, Brasil, España y Francia conforman la lista de favoritos. Argentina se ubica en un segundo escalón.

Por primera vez en mucho tiempo, allí radican.

Y desde un punto de vista cualitativo, esto no es visto con malos ojos.

La selección argentina llega con menos presiones que los principales candidatos; reconoce que está un escalón más abajo (aspecto vital) y se alimenta de eso.  

Antes de dar un balón al pie, es necesario tener los mismos sobre la tierra. Contextualizarse y crecer, base y edificación.

La presión es ambigua; sirve con gasolina a muchos equipos, como el Real Madrid; mientras que solo destruye a otros; como el Manchester United.

La selección de Bielsa en el 2002 fue una clara muestra de la presión en la competencia.

El hecho de que Argentina no llegue en el tope y pueda asumirlo, habla de una madurez interna y una fortaleza psicológica necesaria en el torneo.

Con el mejor jugador de este deporte, un genio de los banquillos y la esperanza de todo un país, aquí estamos nuevamente; ansiosos por el sábado 16 de Junio y, sobre todo…

“Unidos por una ilusión”.

Comentar con Facebook

Visitemos Misiones no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.