Utilizan la necesidad de las villas en la tarefa actual

Utilizan la necesidad de las villas en la tarefa actual
Utilizan la necesidad de las villas en la tarefa actual

Luego de conocerse y hacerse p√ļblico varios casos de villas en la ciudad de Alem con casos de tareferos casi esclavizados y con magros pagos semanales, se conoce el actual modus operandi que utilizan empresarios para abaratar la mano de obra.

Utilizando siempre trabajadores que viven en villas cercanas, los patrones se aseguran de que si hay inspecciones, los empleados puedan ‚Äúdesaparecer inmediatamente‚ÄĚ y volver a sus casas hasta nuevo aviso.

Recorriendo algunas villas de la ciudad de Leandro N Alem, Visitemos Misiones pudo dialogar con varios tareferos que trabajan en algunos casos con toda su familia y que no perciben pagos superiores a los 500 pesos por semana, trabajando de 6¬† de la ma√Īana a 17 o en muchas ocasiones hasta las 20 hs.

‚ÄúYo trabajo cerca y voy caminando, salgo a eso de las 5 y a las 6 ya estoy con algunos¬† del barrio trabajando y de ah√≠ nos quedamos hasta las 5 o 6 de la tarde, por ah√≠ nos llevan la comida o nosotros hacemos alg√ļn reviro o chipita entre todos en un lugar que tenemos ah√≠ con agua, pero tratamos de no parar para juntar la mayor cantidad de kilos para que rinda la semana‚ÄĚ, relata Jon√°s Pereyra, del espacio verde de Alem a Visitemos Misiones.

Por otro lado, Pereyra y su familia, así como tantos en la misma situación, comentan cuales son las instrucciones a seguir, en caso de que el patrón les avise que vienen a controlar.

‚ÄúSi vienen as√≠ gente a ver o nos dicen que tenemos que irnos salimos por el otro camino del yerbal y tenemos que decir que si nos paran o preguntan que somos alba√Īiles y andamos haciendo trabajos en la zona y volver a casa hasta que nos digan que hay que volver a trabajar o no vamos, porque le pueden multar al patr√≥n y ah√≠ no cobramos nada si es nuestra culpa‚ÄĚ, relata Jon√°s.

Así como Pereyra, en la misma villa trabajan cerca de 6 o 7 familias más y con pagos que no superan los 500 o 600 pesos semanales, pero que les hacen creer que tienen beneficios que van  más allá de la retribución económica, como por ejemplo el poder sacar algunas mandiocas de las plantaciones del patrón o algunas verduras para cocinar de sus huertas.

‚ÄúEl patr√≥n es re bueno no nos podemos quejar porque as√≠ nosotros vamos y sacamos mandioca o nos da verdura as√≠ que √©l tiene y mandarina o naranjas que ahora hay mucho y a los chicos les gusta, entonces traemos as√≠ y no nos cobra nada‚ÄĚ, agrega Delia Paraiba, pareja actual de Pereyra y con el que tiene 4 hijos.

Comentar con Facebook

Visitemos Misiones no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.