La magia de Mallorca

"Catedral de Palma" |Foto: Yves Alarie

Hace unos a√Īos atr√°s, decid√≠ emprender la mejor aventura de mi vida.

Irme a vivir a Mallorca con mi familia, teníamos familiares y las cosas no nos iban muy bien acá, así que en cuestión de 2 meses no decidimos i nos fuimos.

Hablamos con nuestros familiares, nos hospedar√≠an hasta acomodarnos en su casa y una vez all√°, ver√≠amos que nos se√Īalaba el destino, a lo sumo si nos iba mal, nos volv√≠amos, pero no era la idea.

Fuimos a comprar los pasajes de avion y cuando estuvo todo listo nos fuimos. No es fácil dejar la familia y verlos en el aeropuerto despedirnos, por supuesto todos llorando, pero con la alegría y la esperanza de que lo mejor estaría por venir.

Viajamos 12 hs, hicimos escala en Madrid, el aeropuerto Adolfo Su√°rez era una peque√Īa ciudad, en sus pantallas se ve√≠an reflejados los cientos de vuelos a espa√Īa que llegaban minuto a minuto.

 Después de una espera de 2 hs. salió nuestro vuelo que nos llevaba a Mallorca, en una hora y media estaríamos en destino, era imponente ver la isla desde el aire, allí estaban todos nuestras ilusiones y esperanzas.

Sabía que Mallorca estaba en el mar mediterráneo, que son parte de las Islas Baleares, además de Menorca, Ibiza, Formentera y un grupo de islotes como Dragonera y Conejera, y que sus paisajes eran maravillosamente increíbles.

Una vez en Palma de Mallorca, nuestro destino era el pueblo de Inca, a 28 km de la capital. Ahí nos habían alquilado un departamento para vivir. Nuestros ojos no podían creer lo que veían y eso que todavía no habíamos visto nada; las rutas, los campos sembrados, pasar por el costado de los pueblos con su edificación tan típica, a uno que venía de Buenos Aires le parecía estar en el medio de un cuento.

Llegamos a Inca, nuestro destino, ubicada en el centro de la isla que en total tiene 208 km2. Es la mayor de las Baleares y un lugar estratégico, ya que al estar en el centro de la isla, vaya a donde vayas es como que todos los lugares están al alcance de la mano.

La aventura que emprend√≠ duro 10 a√Īos, hasta que nos quisimos volver, adem√°s hab√≠amos perdido a mi hermana mayor y ya no era lo mismo, el desarraigo es tremendo, est√°s en la encrucijada, si quedarte o volver, en ese momento se decidi√≥ por volver.

Un destino imperdible

Si tenés la posibilidad de ir a Mallorca no lo dudes saca un pasaje en avión y disfruta de este paraíso.

Los mejores meses para ir son de junio a septiembre, agosto es el mes más caluroso y donde millones de turistas visitan la isla, se calcula que en el aeropuerto de palma sube y baja un avión por minuto.

“Bar de Mallorca” |Foto:Valdemaras JanuŇ°ka

Vas a disfrutar de las playas, son calas de arena s√ļper finita y de aguas color turquesa sin olas.

Algunas de las calas que te recomiendo son:

  • Cal√≥ des Moro
  • s‚Äôalmudaina
  • Cala de Mallorca, entre otra y una m√°s linda que el otro.

También lo que tenés que conocer son los lugares más representativos para los turistas, pero mi consejo es que te alquiles un mapa y vaya por donde el viento te lleve.

Algunos lugares que deberías conocer son:

  • Puerto Pollensa
  • Puerto Portals
  • Formentor: su faro y la playa
  • Dey√°
  • Valldemossa
  • S√≥ller,
  • La Catedral de Palma de Mallorca y todos sus alrededores.

Pasaron muchos a√Īos de esta aventura, pero me siento una mallorquina m√°s, extra√Īo sus paisajes, sus comida y sus olores, pero este sin dudas es mi lugar en el mundo.

Comentar con Facebook

Visitemos Misiones no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.