Advierten que la obesidad infantil es “muy grave” en el pa√≠s

Advierten que la obesidad infantil es
Advierten que la obesidad infantil es "muy grave" en el país

La Sociedad Argentina de Pediatría y la Organización Panamericana de la Salud piden adoptar medidas para revertirla.

Regular la publicidad de los alimentos ricos en az√ļcar, grasas y sodio -que en muchos casos recurren a los personajes infantiles para atraer a los m√°s chicos-; incorporar advertencias frontales en las etiquetas; aumentar el impuesto a las gaseosas, y promover ambientes escolares saludables a trav√©s de una oferta de mejor calidad nutricional en los quioscos y los comedores son los ingredientes de una receta infalible para revertir el aumento del sobrepeso y la obesidad infantiles en el pa√≠s.

En un documento conjunto, la Sociedad Argentina de Pediatr√≠a (SAP) y la oficina local de la Organizaci√≥n Panamericana de la Salud (OPS/OMS) instan a proteger el derecho de los chicos a acceder a una alimentaci√≥n que no les provoque enfermedades cr√≥nicas como la obesidad o la diabetes. Ni durante la ni√Īez ni en la adolescencia ni en el futuro.

Advierten sobre los mitos del consumo de l√°cteos
Advierten sobre los mitos del consumo de l√°cteos

Adem√°s de intentar ser un llamado de atenci√≥n para que los padres participen activamente en la selecci√≥n de los productos que consumen sus hijos, ambas entidades coinciden en que el aumento de la obesidad infantil en el pa√≠s “es muy grave” e instan a tomar medidas para revertir la tendencia.

Pero esta bater√≠a de medidas que proponen la SAP y la OPS/OMS se anticipa a√ļn m√°s y recuerdan la importancia de la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad y la incorporaci√≥n oportuna de la alimentaci√≥n complementaria en la primera infancia para prevenir el sobrepeso y la obesidad.

Para ambas entidades, todo esto demanda atenci√≥n “en momentos en los que la Argentina tiene una de las tasas m√°s altas de sobrepeso infantil en Am√©rica latina, lo que puede comprometer la salud de generaciones futuras”.

“El problema es muy grave. Se est√°n viendo en chicos con enfermedades t√≠picas de los adultos, como la diabetes tipo 2, que es la forma que est√° asociada con la obesidad. Esto es un problema que est√° en ascenso. Una prioridad sanitaria”, dice Sebasti√°n Laspiur, consultor nacional de la OPS/OMS para enfermedades no transmisibles.

La presidenta de la SAP, Stella Maris Gil, explica: “Necesitamos que la poblaci√≥n tome conciencia de la gravedad de este problema. No s√≥lo est√° en juego la salud de los chicos ahora, sino tambi√©n en la adolescencia y las futuras generaciones. Tenemos que actuar ya mismo, no esperar a que pasen los a√Īos”.

Ya desde el embarazo, como se√Īala la pediatra, comienzan a influir factores que predisponen a las enfermedades cr√≥nicas en el futuro. “Sabemos c√≥mo tenemos que pararnos ante este flagelo -afirma-. Y hay que hacerlo muy firmemente, no s√≥lo desde el sector de la salud, sino tambi√©n con la poblaci√≥n, los legisladores y las empresas que producen alimentos. La obesidad y sus complicaciones insumen costos enormes en salud p√ļblica y productividad. Con este documento estamos mirando al futuro”.

Información clara

En esta l√≠nea, es fundamental acceder a informaci√≥n clara sobre el contenido de lo que se va a comer. “En la Argentina, por ejemplo, no hay obligaci√≥n de las empresas de precisar la cantidad de az√ļcar agregada en el producto”, dice Laspiur, que cita varios estudios sobre la percepci√≥n social para comentar que las advertencias frontales en los productos son, por ahora, la mejor medida. “Esto permite que los padres y los chicos sepan que est√°n eligiendo un alimento con alto contenido de az√ļcar, grasas saturadas y sal. Y respeta el derecho de los consumidores de elegir lo que prefieren para sus hijos”, a√Īade.

Este a√Īo, en la revista New England Journal of Medicine, el consorcio internacional de m√°s de 2000 investigadores de 195 pa√≠ses actualiz√≥ las cifras del exceso de peso en el mundo con el estudio “Carga global de la enfermedad”. La Argentina, con un 6,3% de obesidad en los chicos y los adolescentes, supera el promedio mundial del 5%, seg√ļn inform√≥ el Instituto para la Medici√≥n y la Evaluaci√≥n de la Salud (IHME). Tambi√©n es algo mayor que el 6,1% del per√≠odo 2012-2013 en el pa√≠s.

La SAP y la OPS/OMS, que difundieron el documento por la Semana por los Derechos del Ni√Īo, aclaran que la Argentina tiene la segunda tasa entre las m√°s altas de sobrepeso en menores de cinco a√Īos de Am√©rica latina y el Caribe (9,9%).

Hace dos a√Īos, la Fundaci√≥n Interamericana del Coraz√≥n (FIC) Argentina demostr√≥ que, luego de los juguetes, los alimentos de bajo valor nutricional y alto contenido de grasas, az√ļcar y sal son los productos que m√°s se promocionan durante los programas infantiles de TV abierta y por cable. El equipo a cargo de Lorena Allemandi determin√≥ que el 85% de los postres, los snacks, la comida r√°pida y algunos yogures que se publicitan superan los umbrales de grasas, sal y az√ļcar que recomienda la OMS.

“La restricci√≥n de la publicidad es una de las pol√≠ticas recomendadas internacionalmente para prevenir la obesidad infantil y, con eso, las enfermedades cr√≥nicas no transmisibles asociadas”, dijo entonces Allemandi a LA NACION.

Tres se√Īales de alerta

Ultraprocesados

El consumo de alimentos ultraprocesados, con cantidades altas de sodio, grasas y az√ļcar agregados durante la producci√≥n, como los snacks y las bebidas azucaradas, contribuyen “de manera importante” con la epidemia de obesidad y el sobrepeso en Am√©rica latina.

Riesgo

El exceso de peso eleva el riesgo de desarrollar enfermedad coronaria, diabetes, algunos c√°nceres (por ejemplo, endometrio, mama, colon, h√≠gado y ri√Īones), osteoartritis e hipertensi√≥n, entre otros problemas.

Publicidad

Regular el marketing de los productos con alto contenido de az√ļcar, grasas y sal, que se promocionan como saludables y con personajes infantiles para captar la preferencia de los chicos, favorece la prevenci√≥n. LA NACION

Comentar con Facebook

Visitemos Misiones no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.