Ojo: Ahora se puede hackear un corazón humano

VM. Karen Sandler abogada Londinense realizó una investigación escalofriante en implantes que pueden Hackearse.

Cada a√Īo, explica, hay entre un 2-3% de posibilidades de que su coraz√≥n pare de latir.

Sandler quería conocer con detalle el código de programación de cualquier aparato que fuera a implantarse en su corazón.

Los miedos de Sandler fueron confirmados por una investigación comisionada por el gobierno estadounidense para estimar cuán confiables son estos dispositivos médicos.

“Mi preocupaci√≥n es que s√≥lo trataremos de proteger estos sistemas cuando ocurra un incidente”

En el reporte, se indic√≥ que estos aparatos son “vulnerables” pero a su vez ¬†esenciales en muchos tipos de tratamientos.

 

Expertos indican que el riesgo es mayor en aquellos aparatos capaces de transmitir datos por vía inalámbrica.

Barnaby Jack, de la firma de seguridad McAfee explic√≥ que en s√≥lo dos semanas pudo detectar la se√Īal emitida por una¬†bomba de insulina com√ļnmente utilizada y dio con la forma de hackearla alternado su funcionamiento.

Con este dato se podr√≠a fabricar una herramienta de ataque capaz de escanear entre la multitud a todos aquellos portando una bomba de este tipo y as√≠ transmitir una se√Īal que ordene a cada implante liberar su cartucho entero de insulina en el riego sangu√≠neo de la v√≠ctima.

Un experto en seguridad informática comprobó que los implantes de insulina pueden hackearse.

Tal dosis de insulina sería fatal, dice Jack, quien también descubrió el modo de bloquear el mecanismo que hace que la bomba vibre cada vez que se libera insulina.

“Entonces ser√≠a dif√≠cil para ellos el saber lo que est√° pasando”, dijo.

Al incorporar sistemas de radio en los implantes de insulina, los fabricantes han incrementado con creces las “posibilidades de ataque” disponibles, apunt√≥.

“Consumen poca energ√≠a y tienen un c√≥digo muy reducido, as√≠ que no hay espacio para incluir encriptados o sistemas de identificaci√≥n del usuario”.

 

Comentar con Facebook

Visitemos Misiones no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.